Colorear cojines con forma de muñeca

Hace poco me encontré con esta curiosa manualidad para niños que consistía en colorear un cojincito con forma de muñeca. La utilidad, más que para jugar, está orientada, según pude  ver siguiendo los gustos de los niños (niñas más bien) en tener un cojín con forma de muñeca para poder dormir con él.  Hecho que me sorprendió al principio. Pero sí. tiene sentido. La niña da forma su imaginación aplicando los colores y proporciones que quiere, de lo cual resulta un cojín de lo más achuchable para dormir ( sin descartar otras posibilidades orientadas al juego).

Es bastante fácil de pintar. Los materiales son de una calidad bastante aceptable y eso hace mucho más divertida la actividad. La muñeca se pinta siguiendo la sugerencia del fabricante o bien dejando volar la imaginación. El surtido de colores es suficiente para pintar la muñeca y poder hacer mezclas e investigar con los colores.

Una vez seco y siguiendo las indicaciones del fabricante queda un bonito juguete fabricado por el niño. Esto repercute positivamente en su autoestima: se ve capaz de fabricar un objeto útil y funcional. Y el manejo de los pinceles favorece el desarrollo de la psicomotricidad de las manos y la capacidad de concentración.

Muñeca Mandarine para colorear

Por tanto, la manualidad de colorear muñecas resulta  muy aconsejable, tanto por los beneficios en el desarrollo psicomotriz como por el ejercicio de la creatividad.