¿Quién lee tu basura?

¿Lo sabes?

Desgraciadamente imágenes como las de la foto son cada vez más frecuentes en los polígonos industriales: constantemente hay gente rebuscando en la basura, buscando, entre otras cosas, papel.

Y son muchas las empresas que arrojan a la basura documentación confiada de que cuando echa algo a la basura, ahí se va a quedar, y nada más lejos de la realidad. Rebuscadores se introducen en los contenedores y sacan todo lo que puede serles de utilidad. Ya sea para venderlo al peso, ya sea para otros fines.

Rebuscadores de basura en polígono industrial de Toledo, una realidad habitual.

Por eso, si quiere mantener a salvo la información de su empresa, ya sea vinculada a sus datos y operaciones bancarias, ya sea relativa a datos sobre sus clientes o proveedores, destruya la documentación antes de arrojarla a la basura. Solo así puede garantizarse la confidencialidad de la misma.
Por mi experiencia personal, es frecuente encontrar en el suelo de polígonos hojas de papel que han escapado de los contenedores de basura al remover. ¿Quién verá esa documentación?¿En que manos acabará?

Fellowes, fabricante internacional de destructoras de papel nos ofrece distintas posibilidades para resolver este problema. Dispone de destructoras que son adecuadas para un uso personal ocasional, hasta máquinas que pueden funcionar durante horas para destruir grandes cantidades de papel (por ejemplo si se esta poniendo al día un archivo que lleva varios años acumulando documentación que ya no es necesaria). Es importante, a la hora de seleccionar una destructora adecuarse correctamente al uso que se le va a dar para que su rendimiento sea el óptimo (a veces lo barato sale caro). Por otro lado, su servicio técnico es francamente bueno y resuelven con celeridad los problemas que sobrevienen (es bastante habitual que se introduccan monedas, o cantidades excesivas de papel, o se aceite incorrectamente)

Destructoras Fellowes

Por todo ello HIPERoffice, experto en material de oficina y máquinas de oficina,  recomienda las destructoras de papel Fellowes para mantener fuera de ojos indeseados su documentación.